Roscos Fritos sin gluten

Roscos fritos sin gluten – Sylvia singluten

Hoy os dejo esta receta de mi amiga, compañera de asociación y celíaca Sylvia, que ha tenido el placer de cederla para que la suba a mi blog. Sylvia también tiene su propio blog y si estás interesado en segurla pincha aquí

Esta es una versión adaptada de los dulces típicos que nuestras madres y abuelas hacían en casa. En este caso Sylvia se ha atrevido a versionar aquellos roscos, que hacía algunos años que no probaba a consecuencia de la celiaquía

Según cuenta, ha resultado más sencillo de lo que recordaba y por la pinta que tiene la foto parece que el resultado final ha sido bastante satisfactorio. No se como estarían de sabor pero conociendo como trabaja Sylvia la repostería seguro que buenísimos.

La receta que os dejo, es para que os salgan entre 12 y 15 roscos de un tamaño parecido al de los donetes, si queréis hacer mas cantidad, solo tenéis que duplicar las cantidades.

INGREDIENTES

  • 1 Huevo
  • 6 cucharadas de azúcar (soperas)
  • 6 cucharas de aceite de oliva (yo he usado Virgen extra)
  • 6 cucharadas de leche (la que tengáis en casa, yo he usado sin lactosa semidesnatada)
  • 1/2 sobre de levadura
  • 75 grs de harina de arroz
  • 75 grs de almidón de tapioca
  • 115 grs de harina fina de maíz ( No maicena, yo he usado harina blanca de maíz)

PREPARACIÓN

Es muy sencillo, con una batidora eléctrica comenzamos batiendo el huevo hasta que doble su tamaño, después añadimos el azúcar y volvemos a batir, el AOVE y batimos de nuevo, la leche y batimos, incorporamos la levadura junto con la harina de arroz y batimos, ahora añadimos el almidón y de nuevo mezclamos y por último añadimos la harina de maíz.

La mezcla que nos debe salir es ligera pero con cierta consistencia para poder formar los roscos. Dejamos que la masa repose mientras ponemos en una sartén aceite abundante para freir. Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente, le bajamos un poco la temperatura para que al echar la masa se haga bien por dentro y no se nos queme por fuera.

Para formar los roscos, yo he usado una cucharada de masa y con las manos he formado un tubo y después he unido los extremos. Los he ido friendo para que queden dorados.

Una vez fritos, en un plato ponemos azúcar y canela para rebozarlos, los dejamos enfriar y listos para degustar.