Regaña y Ciabatta sin gluten

Mi entrada de hoy va dirigida a dos productos que he comprado recientemente y que merecen por la calidad de los mismos una entrada. Regaña Gourmet de Panceliac y Ciabatta rustica de Procelli

Soy uno de esos muchos celíacos y celíacas que habitualmente se hacen sus propios panes. Por muchos  motivos: rebajar considerablemente el elevado coste de los productos específicos sin gluten, poder consumir un pan con unas propiedades nutricionales mejores que los comerciales, poder consumir panes frescos,  especialmente por el placer de hacerse uno mismo sus propios panes, etc. Pero en ocasiones, habitualmente por falta de tiempo para poder hacer mi propio pan. Tengo que recurrir a comprarlos. Pues bien, en esta última compra me he llevado una agradable sorpresa, con las Regaña Gourmet de Pancelíac  y especialmente la Ciabatta rustica de Procelli, me han sorprendido

La Ciabatta de Procelli, la cual adquirí en un supermercado que habitualmente no suele tener productos específicos sin gluten, me llamo la atención su composición. Entre sus ingredientes destacan: la harina de arroz como harina principal, masa madre deshidratada y el psyllium. Me alegra ver, que Procelli, empiece a tener productos, entre cuyos ingredientes destaque las harinas por encima de los típicos almidones cuyo poder nutricional es bastante pobre, así como la masa madre y el pysillium, que además de ayudar a tener un pan más esponjoso, consistente y elástico, aporta un plus de fibra.

La Ciabatta, destaca por su olor agradable a PAN (por fin), un sabor bastante interesante, una  buena textura y esponjosidad. Si tengo que decir algo en negativo es su corteza algo débil, su precio 1,65€ los 120 grs., o lo que es lo mismo: 13,75€ kg., y creo que lo de rustica sobra. Pero lo parte positiva, bajo mi modesto punto de vista supera con creces a estas dos pequeñas notas negativas, a excepción del precio.

En relación a las Regaña de Panceliac, ya tenía noticias de que estaban bastante buenas por mediación de amigos y amigas que la habían probado, y efectivamente, no me han defraudado, están muy buenas. Había probado otras de otro fabricante, pero no tienen punto de comparación. Crujientes, sabrosas, dejándose notar la harina de arroz, muy interesantes al paladar. Son bastantes buenas y seductoras, (digo lo de seductoras porque engachan), sin duda son excepcionales para acompañar cualquier tipo de fiambre, queso, jamón, etc. Como nota negativa (para no ser menos), su precio: 1,75 los 80 grs., o lo que es lo mismo: prácticamente 22,00€ el kg.