Gluten no declarado en cómino de la marca Ducros

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) advierte de la comercialización de comino molido procedente de España con presencia de gluten no declarado en el etiquetado de la marca Ducros.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha tenido conocimiento a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), de una notificación de alerta trasladada por las Autoridades Sanitarias de Madrid, relativa a la presencia de gluten no etiquetado en comino molido procedente de España.

Marca comercial: “Ducros”.

Aspecto del producto: Envase de 28 gr.

Se encuentra afectado por esta alerta el lote: L9175A.

Fecha de caducidad: 23-06-2022.

El producto afectado ha sido fabricado en España y se ha distribuido en Madrid.

Se ha procedido a informar de estos hechos a las Autoridades competentes de las Comunidades Autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI).

Como medida de precaución, se recomienda a aquellos consumidores alérgicos o con intolerancia al gluten que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo.

Revertir la intolerancia al gluten sin afectar al sistema inmunológico

Gliadina

Revertir la intolerancia al gluten sin afectar al sistema inmunológico, es lo que se pretende con la tecnología desarrollada en Northwestern Medicine (Chicago).

El tratamiento consiste en una nanopartícula biodegradable que contiene gluten y que ‘engaña’ al sistema inmunitario para convencer al organismo de que el antígeno (gliadina) es seguro.

Ensayo clínico en celíacos

Lo que se pretende con esta nanoparticula es reprogramar el sistema inmunitario.

Los resultados de un nuevo ensayo clínico de fase 2  han mostrado que es posible inducir la tolerancia al gluten en personas celíacas.  De esta forma, la nanopartícula actúa como un caballo de Troya.
La nanoparticula denominada COUR CNP-101 se cargó con gliadina. Una semana después del tratamiento, los pacientes recibieron alimentación con gluten durante 14 días. Los pacientes celíacos que comían gluten y que no recibieron el tratamiento, desarrollaron marcadas respuestas inmunitarias a la gliadina y al daño en su intestino delgado. Sin embargo, los pacientes celíacos tratados con la nanopartícula COUR CNP-101, mostraron un 90 por ciento menos de respuesta a la inflamación inmune que los pacientes no tratados.

 Los resultados también han mostrado que este tratamiento protege el intestino delgado de la exposición al gluten

Como funciona estas nanoparticulas:

El enfoque de COUR para la tolerancia inmune se basa en décadas de investigación del Laboratorio Stephen D. Miller de la Universidad Northwestern. El Dr. Miller descubrió los mecanismos subyacentes de la inducción de la tolerancia inmune y definió un enfoque terapéutico aplicable a una amplia gama de enfermedades inmunomediadas. Estudios clínicos recientes en humanos del programa principal de COUR, CNP-101, validan este enfoque.

La superficie de nanopartículas está diseñada para dirigir y mejorar la absorción inmune por el sistema de fagocitos mononucleares. El núcleo interior está cargado con antígeno o alérgeno específico de la enfermedad para el tratamiento de cualquier condición autoinmune o alérgica.

La plataforma de nanopartículas de COUR reprograma proactivamente el sistema inmune con nuevas instrucciones de que el antígeno o alérgeno es «propio», y la respuesta inmune debe ser tolerogénica, no inflamatoria. Esto da como resultado una reducción dirigida de las respuestas de las células T específicas de la enfermedad, mientras que deja el resto del sistema inmune intacto.

Las terapias de nanopartículas de COUR entregan antígeno o alergeno específico de la enfermedad a las células presentadoras de antígeno (APC) en el bazo y el hígado a través de vías fagocíticas naturales, no inflamatorias. Las APC activan células T específicas de antígeno o alérgeno, que luego se eliminan, se vuelven inactivas (anérgicas) o se convierten en células T reguladoras.

Además, este hallazgo abre la puerta para tratar otras enfermedades autoinmunes y alergias como la esclerosis múltiple, la diabetes tipo 1, la alergia a los cacahuetes o el asma.

Fuentes: Redacción MédicaCOUR Pharmaceuticals

HLA Los Naranjos, pionera en la realización de gastroscopias infantiles en Huelva

La Clinica Los Naranjos, como es conocida por nuestros paisanos de Huelva, incorpora en su cartera de servicios a partir de octubre las gastroscopias infantiles o lo que lo mismos las endoscopias digestiva.

Las gastroscopias o endoscopias, sirven como bien conocemos los celíacos para realizar un diagnostico definitivo de la enfermedad celíaca.

HLA Los Naranjos, es el primer grupo hospitalario privado de Huelva que pone en marcha esta técnica, hasta la fecha los pacientes pediátricos cuya asistencia sanitaria la realizaban por la privada tenían que realizarse la endoscopia en Hospitales de Sevilla.

Gracias a esta innovación el Servicio de Pediatría de la clínica del Grupo HLA se convierte en un centro de referencia en la provincia de Huelva en el estudio de los trastornos digestivos asociados al gluten, al disponer de todas las pruebas necesarias para su diagnóstico.  

Un mayor consumo de gluten en la infancia puede aumentar el riesgo de padecer enfermedad celíaca

Un estudio observacional de la Universidad de Lund, confirma que el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca está relacionado a la cantidad de gluten que consumen los niños genéticamente predispuestos.

En total, 6.600 niños con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca fueron seguidos desde el nacimiento hasta la edad de cinco años, en Suecia, Finlandia, Alemania y los EE.UU..

“Nuestro estudio muestra una clara asociación entre la cantidad de gluten de los niños consumen y el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca. Esto confirma nuestros resultados anteriores de los estudios sobre los niños suecos”, dice Daniel Agardh, profesor asociado en la Universidad de Lund y consultor en el Hospital Universitario de Skåne en Malmö, y líder del estudio.

Los resultados actuales muestran también que el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca fue más alta en niños de 2-3 años de edad con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca. El aumento del riesgo fue notable incluso con pequeñas cantidades de gluten – una ingesta diaria de 2 gramos – o el equivalente a una rebanada de pan blanco.

“Una ingesta de gluten al día de 2 gramos a la edad de 2 años se asoció con un aumento del 75 por ciento en el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca. Esto es en comparación con los niños que consumían menos de 2 gramos de gluten. Sin embargo, la determinación de una recomendación u límite es un reto ya que la ingesta de gluten varía y aumenta durante los primeros años de vida”, dice Carin Andrén Aronsson, autor principal del artículo y dietista de la Universidad de Lund.

La investigación actual se basa en la ingesta total de gluten. El siguiente paso es estudiar qué grupos de alimentos que contienen gluten son de mayor importancia en comparación con otros para el desarrollo de la enfermedad celíaca. En otros proyectos de investigación, Daniel Agardh y sus colegas están investigando la importancia de las enfermedades infecciosas, así como si una dieta completamente libre de gluten podría reducir el riesgo de enfermedad celíaca en niños que han sido evaluados con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Puede leer la publicación completa en inglés pinchando “AQUÍ”

Dispositivo digital de alérgenos alimentarios

Dispositivo digital capaz de detectar 10p.p.m. de diferentes alérgenos entre los que se encuentra el gluten directamente de los alimentos.

Desarrollan un nuevo dispositivo digital capaz de detectar 10p.p.m. de diferentes alérgenos entre los que se encuentra el gluten directamente de los alimentos.

SensoGenic, empresa Israelí, ha desarrollado un biosensor digital de alérgenos alimentarios dirigido a consumidores. Este dispositivo utiliza nanotecnología para detectar proteínas específicas que causan alergias, tales como: leche, huevos, cacahuetes, nueces, trigo, soja, pescado y mariscos. El dispositivo en la actualidad se encuentra  en modo beta yestá siendo probado por voluntarios israelíes, se espera que para 2020 pueda estar el dispositivo a la venta.

Este dispositivo esta desarrollado para detectar alérgenos a un nivel de 10 p.p.m. Su utilización  puede ser de gran ayuda a la hora de comer fuera  de casa o comprobar aquellos alimentos que consideramos dudosos a los diferentes colectivosde alérgicos e intolerantes, entre los que nos encontramos los celíacos.

SensoGenic consta de un sensor, almohadillas para las tomas de muestras y una aplicación móvil. El método de utilización es impregnar la almohadilla con el alimento a analizar, introducirla en el sensor, el cual enviará a la aplicación móvil los resultados. Según explica su promotor, esta aplicación permitirá a los usuarios narrar sus experiencias en un restaurante o compartir los resultados con grupos y redes de personas alérgicas a los mismos alimentos.