Manual sobre etiquetado de productos sin gluten

La Associació Celíacs de Catalunya y Mercadona editan una guía para facilitar la comprensión del etiquetado de los productos sin gluten.

El propósito de esta guía es ofrecer información adecuada para que las personas celíacas y las que tienen que comprar productos sin gluten (restauradores, familiares, amigos de celíacos, etc.) entiendan mejor el etiquetado de los productos alimentarios y les sea más fácil comprar de forma más segura.

La guía también tiene el objetivo de facilitar información a los responsables de la Industria Alimentaria para proporcionarles las especificaciones necesarias sobre la gestión del gluten.

La guía ofrece información sobre: Reglamentación, aditivos alimentarios, mensajes de precaución, símbolos y leyendas símbolo o mención “sin gluten”, norma general relativa a la información alimentaria, la contaminación cruzada en establecimientos alimentarios, orientación sobre una cocina sin gluten, clasificación de los alimentos, gluten en medicamentos, declaración de alérgenos en cosméticos y gluten en el material escolar.

En lineas generales es una publicación interesante para aclarar las dudas que los celíacos tanto noveles como ya experimentados tenemos sobre los temas tratados.

Puede ver el documento pinchando AQUÍ

«Rincón sin gluten» en la XIX Feria Mediaval del Descubrimiento

La XIX Feria Medieval de Palos de la Frontera cuenta un año más con un «rincón sin gluten» gracias a la labor de Manoli Gutierrez.

Es de agradecer la labor que año tras año Manuela Gutiérrez, viene realizando a favor del celíaco que se pase por la feria medieval de Palos de la Frontera. Con su puesto o rincón sin gluten como yo lo he denominado en el que se puede disfrutar de una buena variedad de dulces sin gluten, incluso sin gluten y sin azúcar y también alguno sin lactosa.

Gracias a ella el visitante celíaco puede disfrutar de ese momento de placer de tomar un trozo de cualquiera de sus exquisitas variedades.

Manoli, considerada por los que la conocemos y bastante conocida por los celíacos de Huelva por su colaboración en los talleres de panadería y repostería sin gluten organizados por la Asociación Provincial de Celíacos de Huelva, es una excelente repostera de lo que doy fe.

Este año los celíacos que hemos pasado por su rincón sin gluten hemos podido disfrutar de diferentes tipos de tartas o bizcochos como: la tarta de tres chocolates, la rellena de crema pastelera cubierta de chocolate negro, la de manzana, etc. Todo hecho con el cariño y dedicación con la que suele hacer este tipo de trabajo.

Desde estas líneas agradecer el esfuerzo que año tras año viene realizando en momentos como este y animarle para que en próximos años volvamos a verle por su rincón sin gluten

Un enterovirus, posible desencadenante de la enfermedad celíaca en niños

Investigadores del Hospital Østfold Trust, Grålum (Noruega),han llegado a establecer una asociación significativa entre la exposición al enterovirus y el riesgo de desarrollar enfermedad celíaca en niños.

Christian R Kahrs (Department of Pediatrics, Østfold Hospital Trust, Grålum, Norway) como primer firmante, y otros diez coautores noruegos, suecos y checos, han dado a conocer en el British Medical Journal los resultados de un estudio sobre la asociación entre enterovirus y la enfermedad celíaca en niños.

Los objetivos del estudio fueron determinar si la infección por enterovirus humanos o adenovirus, ambos virus intestinales comunes, predice el desarrollo de la enfermedad celíaca. Fue estudio de casos y controles de diseño anidado en una cohorte de noruegos reclutados entre 2001 y 2007 y seguidos hasta septiembre de 2016. La población del estudio fueron niños noruegos portadores del genotipo HLA DR4-DQ8/DR3-DQ2 que confieren mayor riesgo de enfermedad celíaca.

La exposición a los enterovirus y adenovirus fue detectada mediante la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real en muestras de heces mensuales de 3 a 36 meses de edad.

La enfermedad celíaca se diagnosticó según criterios estándar. Los anticuerpos de la enfermedad celíaca se analizaron en muestras de sangre tomadas a los 3, 6, 9 y 12 meses de edad y luego anualmente. Para evaluar la relación entre las infecciones virales antes del desarrollo de anticuerpos contra la enfermedad celíaca y la enfermedad, se utilizaron odds ratios ajustados del modelo de regresión logística de efectos mixtos.

img1

Entre 220 niños, y después de una media de 9,9 (DE 1,6) años, 25 niños fueron diagnosticados con enfermedad celíaca después del cribado y fueron emparejados con dos controles cada uno. Se encontró enterovirus en 370 (17%) de 2.135 muestras y fue significativamente más frecuente en las muestras tomadas antes del desarrollo de anticuerpos contra la enfermedad en los casos que en los controles.

La asociación se restringió a infecciones después de la introducción del gluten. Las muestras en grandes cantidades y las infecciones de larga duración dieron estimaciones de mayor riesgo.

Tanto la especie de enterovirus comúnmente detectada, Enterovirus A y Enterovirus B, se asociaron significativamente con la enfermedad celíaca. No se encontró la asociación para las infecciones durante o después del desarrollo de anticuerpos contra la enfermedad. El adenovirus no se asoció con la enfermedad celíaca.

Los investigadores concluyen que en este estudio longitudinal, una mayor frecuencia de enterovirus, pero no de adenovirus, durante la primera infancia se asoció con una enfermedad celíaca posterior. El hallazgo añade nueva información sobre el papel de las infecciones virales en la etiología de este tipo de enfermedad.

Los autores señalan que este es el primer estudio de este tipo, que explora la relación entre los virus en la infancia y la enfermedad celíaca posterior y que la vacunación podría reducir el riesgo de desarrollo de la enfermedad celíaca.

Documento completo en inglés pinchando AQUÍ

III Jornadas educativas sobre celiaquía

El próximo 6 de abril se celebrará en Palma del Río (Córdoba), las III Jornadas educativas sobre celiaquía en las que los asistentes podrán disfrutar de conferencias, stands y un curso de repostería.

Las III Jornadas educativas sobre celiaquía están organizadas por el Ayuntamiento de Palma del Río, Poppins Events y con el patrocinio de la Asociación de Celíacos de Córdoba (ACECO). Estas jornadas se desarrollarán durante prácticamente todo el día con el siguiente programa:

Oficinas de Turismo:

  • 10:00. Acto de Bienvenida a las Jornada.
  • 10:30. Conferencia «Diagnóstico precoz, seguimiento y novedades en la Enfermedad Celíaca: aclarando conceptos». A cargo de la Dra. Marta Jaquotot, Jefe de Servicio Aparato Digestivo y el Dr. Sergio Navarro Especialista Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Córdoba.
  • Conferencia «La restauración en la celiaquía: comer sin gluten es lo más normal». Impartido por el Chef Antonio Ostos del Restaurante «Casa Manolo» y por el Chef Rafael Lora del Restaurante «Balma» de Palma del Río.
  • 12:00. Conferencia «Ser celiaco y no amargarse en el intento» realizada por Ricardo Nafría del blog Celíaco a los 30.

Caseta Municipal (al lado del Centro de Congresos):

  • 13:30 Migas sin gluten con naranja gratis.

Centro de Congresos:

  • 16:30/20:30 Muestra de productos «Gluten Free» y oferta «Apta para Celíacos» (Stands).
  • 16:30 Taller de Repostería «Sin Gluten», a cargo de Petit Lorraine. Previa inscripción gratuita.
  • 16:30/19:30 Concurso Infantil de postres sin gluten organizado por AMPA Madre Carmen. Previa inscripción gratuita.
  • 18:30 Cata de Cerveza sin gluten dirigido por Celiaco a los 30 – Experto en cervezas sin gluten. Previa inscripción gratuita.
  • 18:30 Cata de Cerveza sin gluten dirigido por Celiaco a los 30 – Experto en cervezas sin gluten. Previa inscripción gratuita.

Más información en la Asociación de Celíacos de Córdoba pinchando AQUÍ

Implicaciones emocionales de la enfermedad celíaca

Hace unos días leí este artículo gracias a una persona que lo colgó en su facebook. Es un artículo publicado en la página web de la Asociación Celíaca Argentina que considero bastante interesante para los nuevos celíacos diagnosticados, así como para aquellos que aún no han conseguido superar las dificultades tanto personales como sociales que nos impone el diagnóstico y la dieta sin gluten. Espero que pueda servir de ayuda.
Los celíacos deben aprender “de golpe” a convivir con la dieta libre de gluten y la celiaquía. Las psicólogas Paula Boullosa y Gabriela D´Alessandro proponen aprovechar la energía negativa que esto puede generar como un motor transformador.

Cuando nos adentramos en el mundo de la enfermedad celíaca encontramos un sinfín de información que suele estar relacionada, por un lado, con los síntomas e implicancias clínicas y, por otro, con la alimentación libre de gluten. Pero, en general, no es tan frecuente encontrar información acerca de las implicancias emocionales que el diagnóstico de celiaquía puede significar para un sujeto y su entorno.

Cada persona reacciona de modo singular y diferente al comenzar una dieta libre de gluten. Nos encontramos “de golpe” con un diagnóstico clínico con el que hay que aprender a convivir: se debe realizar un gran cambio de hábitos alimenticios, lo cual no es nada sencillo, considerando que en nuestra cultura los alimentos a base de harinas con gluten son pilares de nuestra alimentación.

Esto también puede afectar al entorno social del sujeto. Muchos logran adaptarse e incorporar la dieta como parte de sus vidas, mientras que otros la padecen, sin hallar el modo de hacerla propia, ya sea por no poder sostenerla de manera continua o porque al sostenerla lo hacen con un elevado coste emocional.

Esto puede manifestarse a través de un profundo descontento, tristeza o enojo, llegando incluso a situaciones de aislamiento social. Estos sentimientos a veces se dirigen hacia el afuera, hacia diferentes “otros” que, en alguna situación específica, no contemplaron la alimentación libre de gluten para el celíaco, y se convierten así en los “culpables” del malestar que genera esa situación. El paciente podría llegar a sentir que su semejante no estaría reconociendo sus necesidades o algunas veces puede vivir ese hecho como un acto de discriminación.

Siempre hay diversas formas de “leer” un evento

Ante estas situaciones en la que sentimos impotencia, vale la pena preguntarnos cómo convertir el enojo (que a veces suele ser una forma de angustia enmascarada) en un motor para transformar nuestra realidad. ¿Cómo puedo repensar estas circunstancias que parecen negativas, para dar lugar a una solución?

Cada vez que algo nuevo aparece en nuestras vidas quiebra el curso de nuestra rutina y nos invita a descubrir otras maneras de hacer lo que siempre hacíamos, renovando la mirada sobre nuestro alrededor, sobre las personas que nos rodean, sobre nosotros mismos, sobre lo que hacemos, pensamos o decimos.

Es muy valioso poder recibir el diagnóstico en un entorno de contención y orientación en todos los niveles (clínico, nutricional, psicológico). Esto puede marcar una diferencia a la hora de comenzar la dieta, de modificar hábitos, y de transitar las distintas situaciones que se van presentando cuando una persona inicia su alimentación libre de gluten (ALG). Si desde el inicio se puede prestar atención a las distintas áreas del ser humano que se ponen en juego, será más fácil superar las resistencias y atravesar los momentos de conflicto con más y mejores herramientas.

El solo hecho de poder poner en palabras lo que uno va sintiendo y pensando ante distintos hechos, registrando estas emociones y llevándolas a un espacio cuidado, produce un alivio inmediato y genera calma.


La idea es que esta nueva condición no interrumpa nuestra vida convirtiéndose en una especie de centro o eje alrededor del cual deben girar todos nuestros movimientos.

En una segunda instancia, una vez que se pasó por ese momento de “desahogo”, se pueden empezar a pensar estrategias (siempre acordes a cada paciente, según su edad, su historia, su situación familiar, social, laboral, etcétera), y a liberarse de prejuicios y temores, para armar un camino propio, singular, un modo único de transitar la ALG, intentando que este cambio sea de la forma más armoniosa posible con nuestro estilo de vida, con nuestra forma de ser y de ver el mundo. La idea es que esta nueva condición no interrumpa nuestra vida convirtiéndose en una especie de centro o eje alrededor del cual deben girar todos nuestros movimientos.

Por el contrario, sería conveniente adaptar la ALG a quienes fuimos, somos y seremos cada uno de nosotros como totalidad. Así, los cambios resultarán menos invasivos para nuestra subjetividad. Además de ser “celíaco” o “celíaca”, nuestra identidad está compuesta por muchísimos otros aspectos: sexo, edad, ocupación o profesión, relaciones afectivas, gustos, hobbies, ideologías religiosas o políticas, estilo de vida… Y la lista es inagotable. Es por eso que a partir del momento en que comenzamos a llevar una ALG, nunca debemos olvidarnos de que eso será solo una parte más de nuestras vidas. Y así, cuidando y alimentando todos los aspectos que forman nuestro ser, estaremos más fortalecidos y contaremos con más recursos para aceptar y vivir con naturalidad nuestro nuevo modo de alimentación.

Cuidado emocional del entorno 

 Otra intervención posible desde la psicología se presenta cuando algún miembro de la familia del paciente celíaco desea recibir orientación sobre cómo acompañar el cambio de hábitos que comenzará esa persona cercana y querida.

En una serie de encuentros, se puede trabajar sobre las fantasías o miedos que puedan surgir. Y pensar en cómo conservar la dinámica social, laboral y recreativa del grupo familiar sin que la ALG constituya un obstáculo (sino todo lo contrario). Esta novedad puede ser tomada por todos como una oportunidad, incluso para que las personas no celíacas del entorno del paciente se animen a nuevos lugares, nuevos alimentos y nuevas costumbres. De esta manera, resultará más práctica y relajada la adaptación del paciente a la dieta, sintiéndose más seguro y apoyado por sus afectos en este recorrido. Si las personas que rodean al paciente se encuentran informadas, contenidas y asesoradas en relación a temas emocionales, la ALG será integrada con mayor facilidad al núcleo afectivo de aquel que sigue la dieta. Y en poco tiempo, habrá un código compartido que generará tranquilidad y confianza en los sujetos involucrados.