DIETA SIN GLUTEN

En la actualidad el único tratamiento de la enfermedad celíaca es la Dieta Sin Gluten, que consiste en excluir de la dieta todo producto que en su composición contenga trigo, cebada, centeno, espelta, triticale y trigo khorosan o cualquiera de sus derivados (harinas, almidones, semolas, etc). Aunque a simple vista  parece fácil, la realidad es la contraria; la dieta sin gluten, especialmente al principio es complicada de hacerla correctamente.

La dieta tiene que ser estricta dado que la ingesta de pequeñas cantidades de gluten de una forma continua es perjudicial para el celíaco. Uno de los últimos estudios indica que una ingesta diaria de 50 ppm de gluten a partir del quinto día en cierto tipo de celíacos positiviza los anticuerpos.

Mi consejo como celíaco, es basar la alimentación en alimentos naturales libres de gluten manteniendo una dieta lo más equilibrada y variada posible para así evitar carencias nutricionales. Para compensar la posible falta de fibra procedente de los cereales prohibidos se debe consumir más legumbres, hortalizas, verduras y frutas.

Aunque debemos de basar nuestra dieta en productos naturales tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de productos específicos sin gluten (productos fabricados especialmente para celíacos y con materias primas libres de gluten), estos productos van desde el pan, hasta la repostería pasando por pastas alimentacias, etc.

Con respecto a la avena, cereal que hasta hace poco se consideraba tóxico para los celíacos, recientes estudios concluyen que dicho producto puede ser consumido por la mayoría de los celíacos, pero hay que prestar especial atención dado que puede estar contaminada por otros cereales que contienen gluten. Es por lo que en el etiquetado debe de indicar que esta libre de gluten.

En una mayoría de los casos cuando se realiza correctamente la dieta sin gluten, los síntomas mejoran rápidamente dado que las vellosidades intestinales al regenerarse empiezan  a absorber los nutrientes que ingerimos..