Diagnóstico

La enfermedad celíaca puede ser de difícil diagnostico, debido a la gran variabilidad de síntomas con los que se puede presentar. Habitualmente para el diagnóstico tiene que existir una sospecha clínica, bien por sintomas, familiar compatible o enfermedad asociada y el procedimiento habitual es el siguiente:

Anamnesis: Recopilación de información por parte del especialista para la obtención de datos útiles para el posterior diagnóstico.

Estudio serológico: Además de realizar una analítica de sangre con los perfiles generales se solicitan los anticuerpos específicos de la enfermedad celíaca; habitualmente se solicita los Anticuerpos anti-transglutaminasa tisular 2 y en determinados casos: anticuerpos anti-endomisio y anticuerpos anti-gliadina.

Histología: Mediante una endoscopia digestiva se realiza una toma biopsias del duodeno para su posterior estudio anotomopatológico. Este estudio revela el grado de atrofia vellositaria.

El díagnostico en pacientes en edad pediatrica puede diferenciarse suceptiblemente del de los adultos, dado que las directrices marcadas por la ESPGHAN, indican que en determinados casos con síntomas clínicos típicos e indicios de una malabsorción, aumento de los anticuerpos antitransglutaminasa más de diez veces por encima de lo normal y genética positiva se podría prescindir de la biopsia.

Pero lo más importante es no empezar una dieta sin gluten antes de realizarse las pruebas diagnósticas.